lunes, 30 de abril de 2018

Miss Cuba 1930 (I)



Mercedes Loynaz Perdomo. © P.A.G/ www.dulcemarialoynaz.com

Entre los años 1926 y 1931 se celebró en Galveston, Estados Unidos  el “Concurso Internacional de Belleza” (International Pageant of Pulchritude o International Beauty Contest), antesala de lo que hoy conocemos como el "Miss Universo", instituido en 1952. Como consecuencia de la Gran Depresión, no pudo volverse a materializar en dicha ciudad, pero en 1932  fue retomado y llevado hasta predios europeos, en Bélgica. Las ediciones posteriores de 1933 y 1934 tampoco tuvieron lugar por igual motivo, y finalmente en 1935 Bruselas volvió a ser anfitriona para cerrar definitivamente la convocatoria al certamen.
En 1930 Brasil decidió desarrollar un evento paralelo, producto del desacuerdo en la edición del año anterior entre los organizadores y los participantes del gigante sudamericano, al dejar los primeros fuera de concurso a Olga Bergamini, candidata brasilera. El 8 de septiembre del mencionado año, en una de las salas del Palais Copacabana de Río de Janeiro, se dieron cita las representantes de Ingleterra, Turquía, Italia, Alemania, Holanda, Líbano, Francia, Rumanía, Grecia, Rusia, Portugal, Cuba, Uruguay, Hungría y  los Estados Unidos. Evidentemente mereció el codiciado título la aspirante del patio, Yolanda Pereira natural de la ciudad de Pelotas en Río Grande del Sur:


Varios dias antes, la mañana del 21 de agosto arribaban  juntas en el mismo barco, el Western World las postulantes de EE.UU. y Cuba, quienes posaron antes de desembarcar para el lente del Diario da Noite, patrocinador del concurso,  agradeciendo además el caluroso recibimiento. Acompañaba a la hermosa joven cubana su tía materna la señora Perdomo Figarola. Pero, ¿quien era la cubana que nos representaba y que antes había merecido el título de Miss Cuba 1930? Se trataba nada menos que de Mercedes de los Ángeles Iris Loynaz Perdomo, nacida en 1909, era una de las hijas de Jorge Sergio Loynaz del Castillo (1884-1951) -hermano del General de la Guerra de Independencia Enrique Loynaz del Castillo-, casado en segundas nupcias con Mercedes Inés Perdomo Figarola; por tanto, prima hermana, prima carnal o simplemente prima de Dulce María Loynaz, quien contaba entonces con 28 años y ya había comenzado a escribir su novela Jardín.


viernes, 13 de abril de 2018

La novela "Un verano en Tenerife" de Dulce María Loynaz cumple 60 años


Isidoro Sánchez García en Martinoticias:

El libro se acabó de escribir el jueves 10 de abril de 1958, en la finca Nuestra Señora de Las Mercedes, cerca de La Habana, cinco años y ocho meses después de haberse comenzado
La novela de viajes Un verano en Tenerife, escrita por la poeta cubana Dulce Mará Loynaz, se editó en Madrid en 1958 por Aguilar. Según contó la misma autora, el libro se acabó de escribir el jueves 10 de abril de 1958, en la finca Nuestra Señora de Las Mercedes, cerca de La Habana, cinco años y ocho meses después de haberse comenzado...seguir leyendo